Adentro tampoco hay luz, de Leila Sucari

Clari querida:

Pasaron tantas cosas desde la última vez que nos escribimos que no sé ni por dónde empezar. Por lo pronto, hay dos cuestiones que puedo afirmar con total seguridad: 1. nunca jamás en mi vida vuelvo a refaccionar una casa y 2. odio el verano y todo lo que lo acompaña (arena, mar, carnaval, paletas heladas insípidas, corso, pelopinchos meadas, cuerpos transpirados, cerveza artesanal tibia en vasos gigantes de plástico, murga, hombres en musculosa, etc., etc.).

Pero hablemos mejor de libros y pasemos entonces a mi recomendación de este mes: Adentro tampoco hay luz, de Leila Sucari.

IMG_1065

Me encontré con este libro en la mesa de novedades a fines del año pasado. Lo compré básicamente por dos motivos: por un lado, me gusta leer primeras novelas, me gusta no tener nada anterior con qué comparar, pasar las páginas sin esperar nada en particular. Las primeras novelas me dan esa sensación plena de estar recorriendo un territorio virgen donde todo puede pasar. Y, por otro lado, la protagonista-narradora es una nena a punto de entrar en la pubertad. Me interesan las novelas para adultos con niños protagonistas, ¿qué cosas se permiten, qué límites cruzan que las novelas juveniles evitan?

Entonces, esta nena de la que nunca sabremos el nombre va a pasar unas vacaciones a la casa de su abuela que vive en el campo. El tiempo corre y se termina quedando más de lo planeado. Vive en un mundo prácticamente de mujeres: su abuela (“El interior de la abuela es un tren lleno de chanchos que van al matadero. Me da asco”), su madre (que vuelve a buscarla y se termina quedando con la ilusión de cobrar su herencia) y su prima, que la expone a diversas situaciones peligrosas (creo que la construcción de climas es lo mejor de la novela). “Si voy a ser como ellas prefiero morir desangrada”, concluye rápidamente la protagonista. Lejos del campo idealizado se va construyendo una mirada feroz de la vida campestre: la soledad, el desamparo, el miedo cubren toda la escena y pareciera no haber salida.

Ya me contarás que te pareció esta lectura. A mí me conmovió y me hizo reír casi al mismo tiempo: la ingenuidad de la protagonista y su necesidad de respuestas la llevan a conclusiones inauditas y, a veces, muy divertidas (siempre en un registro de humor negro muy interesante). Sucari nació en Buenos Aires en 1987, es periodista y ganó con esta novela el primer premio del Fondo Nacional de las Artes.

Y como yapa, no puedo dejar de mencionarte una novela que me encantó pero que no entra en nuestra categoría de novedad editorial (o al menos no por ahora, porque parece que se va a publicar una nueva edición): El libro del verano, de Tove Jansson. Otra vez la historia de una nieta y su abuela, pero en otro paisaje y, claramente, otro vínculo. No te digo nada más, andá a leerla 🙂 ¡La complicidad que se crea entre las dos! La descripción del lugar en el que están, la manera de contar lo que sienten y piensan. Me hizo acordar tanto a mi abuela Ermelinda… Es una novela bellísima e imperdible.

IMG_0800

Y antes de despedirme, te cuento que leí tu última recomendación: Basada en hechos reales, de Delphine De Vigan. No me gustó mucho la verdad. Todo ese rollo con el límite entre lo autobiográfico y la ficción me aburre. Y además esa necesidad de dejar muy en claro qué tiene que pensar y qué tiene que sentir el lector en cada página me quita las ganas de seguir leyendo, porque a su vez plantea esa función utilitaria de la literatura: que sirva para aleccionar, que repercuta en la vida real, que conmueva. Comparto lo que decís de la última parte: gana ritmo y termina siendo un thriller psicológico. Pero sospecho que la película de Polanski va a ser mejor que la novela. Veremos.

de vigan

Qué alegría volver a escribirte. Espero que tu respuesta venga con un poquito de nieve.

Te mando un gran abrazo,

Vir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s