The Fox and the Star – Coralie Bickford-Smith

Querida Vir:

¿Cómo anda todo por allá? Acá te cuento que se siente fuerte el otoño, ya cambió el horario así que se hace de noche a las 16:30 y la ciudad se tiñó de naranja (en parte porque las hojas de los árboles ya están bien otoñales, y en parte porque se viene Halloween y las casas están llenas de calabazas).

Para la recomendación de hoy, te quería mostrar este libro que quizás conozcas: The Fox and the Star, de Coralie Bickford-Smith. En Inglaterra salió hace dos años, y vi que en Argentina lo sacó Random House con el título de El zorro y la estrella.

IMG_0503

Seguir leyendo…

La librería, de Penelope Fitzgerald

Querida Clari:

Por suerte ya terminó la mudanza, pero sí, tal como decís, fueron días entre cajas y papel de globitos o Pluribol (término de reciente incorporación). Guardar todo fue relativamente rápido y sencillo, hasta que llegó el momento de los libros. ¿Leíste “Desembalo mi biblioteca”, de Benjamin? Te lo recomiendo mucho; sus reflexiones siempre iluminan zonas insospechadas. “Toda pasión limita con lo caótico, pero la pasión del coleccionista limita con el caos de los recuerdos”, dice en un momento, y me sentí comprendida cada vez que me colgaba al encontrar un libro olvidado, o me distraía leyendo un cuaderno viejo, o bajaba a contarles una anécdota sobre una vieja foto a los chicos.

Pero basta de distracciones, retomo el tema de esta carta: mi recomendación de este mes es La librería, de Penelope Fitzgerald.

IMG_20171022_191952731~2[1]

Seguir leyendo…

Basada en hechos reales

Hola, Vir, ¿cómo andás? Imagino que entre cajas y papel de globitos. ¡Qué estresante es mudarse! Por acá anda todo muy bien, vino mi mamá a visitarme así que estuve un poco desaparecida, pero finalmente pude leer un libro que me gustara lo suficiente como para recomendártelo, Basada en hechos reales, de Delphine de Vigan.

FullSizeRender (10)

Seguir leyendo…

De paseo por BA – Galería Mar Dulce

Querida Clari:

Tu última carta me dejó pensando en varias cosas. Qué interesantes todos estos eventos a los que fuiste, contar con espacios de este tipo que acerquen a los jóvenes profesionales a la industria del libro es algo muy bueno para todos y, si bien acá no funciona de manera tan organizada y sistemática, me parece que hay situaciones más informales que también permiten la inserción en el mercado. Recuerdo casos de diversos colegas y, sin ir más lejos, el mío: tenía 24 años y ninguna experiencia cuando la conocí a Constanza Brunet en la facultad y me invitó a sumarme a su proyecto editorial (y no quiero destacarlo porque debería ser la norma, pero me ofreció un trabajo formal, no una falsa pasantía ni nada parecido).

Te cuento que yo me fui de paseo por la ciudad y visité un lugar que me recomendaron mucho: Galería Mar Dulce.

Seguir leyendo…